domingo, 27 de mayo de 2012

Mis preguntas


Llevo ya varios días en los que mientras conduzco mecánicamente entro en una especie de trance abstractivo, en el que inconscientemente me pregunto sobre el sentido de la vida.

Al fin y al cabo, las grandes preguntas en torno a nuestra existencia giran en torno al "¿De dónde venimos y a dónde vamos?". Tu sabes mejor que nadie la pasión que tengo por la Historia, por conocer cómo fueron y que hicieron los que estuvieron aquí antes que nosotros, y que con sus acciones individuales y en muchos casos anónimas, conformaron gran parte del entorno en el que vivimos.

Sin temor a equivocarme puedo afirmar que lo que somos hoy es en parte consecuencia de lo que fueron ayer. Así, ¿hasta qué punto tenemos nosotros libertad e independencia y hasta que punto estamos condicionados por los actos de nuestros antepasados? Ortega y Gasset escribió: "Yo soy yo y mis circunstancias", también podemos incluir en esas circunstancias toda esta reflexión que estoy haciendo.

Más complejo me parece aún pensar en el "¿A dónde vamos?", que es lo mismo que preguntar "¿Para qué estamos aquí?, ¿Para qué nos ha enviado Dios?, ¿Cual es nuestra misión si es que tenemos alguna o muchas?". Ahí me faltan respuestas que se escapen de las generalidades. Podría decir que "Dios nos ha enviado para hacer el bien" pero es algo tan genérico que equivale a no decir nada. ¿Cómo puedo concretarlo más?
¿Cómo puedo estar seguro ni siquiera de que tengo una misión?

Aquí no se acaban las dificultades, ¿Qué papel tengo en mi interacción con los demás? Si acepto esa misión de "ser bueno", ¿hasta qué puntos mis acciones son buenas? ¿hasta dónde son altruistas en vez de egoístas? ¿y hasta dónde una decisión aparentemente buena puede conducir a un desenlace nefasto?.

Tengo tantas preguntas sin respuesta, que muchas veces me bloqueo sin saber hacia donde ir. Sin poder tomar decisiones reflexionadas, por miedo a que mi mente y mis sentidos me engañen en las premisas y me lleven a erróneas conclusiones.

De lo que estoy seguro es de que quiero y de que me quieren "a su manera".

2 comentarios:

Marya J. dijo...

Arte y letras.
Romance, sexo, sangre y maldad.
Historias de brujas y demonios.
Relatos de crítica y ensayos de un alma perturbada.

Cualquier objeción será respondida con cortesía y cinismo por una escritora de tres libros.

Irene, dijo...

Tus reflexiones son muy interesantes (sigo despierta para seguir leyéndote).